Crazy 20’s: The Artist

Hoy toca hablar de The Artist, esta gran película que está acaparando la atención de todo el mundo por su viejo-nuevo formato, el blanco y negro y el mudo, que ya no estamos acostumbrados a ver. Y como todo vuelve, con ella vuelve también un excelente ejemplo de vestuario. Los años 20 se instalan en la gran pantalla, como también lo hicieron en Midnight in Paris de Woody Allen, y nos muestran esta nueva moda que también se va a llevar fuera de la pantalla esta primavera.

¿Qué tienen de especial los años 20?

Esta es la época en la que el gran Paul Poiret hizo dar un giro de 360º a la moda: con la nueva silueta de la mujer, que pasó a ser su línea directorio dejando atrás la famosa forma de “S”. Poiret, polifacético creador no solo de Haute Couture sino también de tendencias, pintor e interiorista, fue todo un visionario en su época. Influido por el mundo exótico de los fauves, introdujo color y nuevos tejidos en sus prendas. Por ejemplo, fue el primero que usó las medias de seda en color carne, que hasta entonces sólo se usaban negras.

Ilustración de los vestidos de Paul Poiret en sus catálogos

Así, esta nueva silueta, sin marcar la cintura, con prendas desiguales, se instala en París. Pero los años 20, conocidos también como “Locos años 20”, marcan el inicio del s.XX. Desenfreno, velocidad o fiesta son algunos de los conceptos que marcan la vida del nuevo siglo. La moda se une por primera vez a la belleza como acto hedonista, y la mujer empieza a gastar y a consumir. Un nuevo estilo de vida con las conocidas garçonne o flappers. ¿La moda? la falda corta, el pelo corto, la androginización con la silueta tubular, el pantalón…!

The Artist recrea perfectamente este estilo, y es que la mayoría de los vestidos utilizados son de la época. El diseñador Mark Bridges fue el encargado de ello, y juega a su vez con la evolución de los personajes a la hora de vestirlos: la protagonista Peppy Miller (Bérénice Bejo) no va a vestir igual al principio que al final del filme: su camino hacia la fama y el éxito se verá reconocido en su indumentaria. Los brillantes, los accesorios (muy claves! como guantes de piel, sombreros, pieles, collares largos…) seran su marca de distinción: su forma de mostrar su nueva vida.

En cambio, George Valentin (Jean Dujardin) recorrerá el camino inverso: de gran fama a la miseria, el personaje irá cambiando sus esmoquins y su pelo engominado por trajes más senzillos.

Lo vemos en imágenes : )

Looks senzillos y juveniles, fáciles, dinámicos, con colores claros; inocentes. Pocos colores, según Mark Bridges “el no color” (perfecto para la película…): la mayoría de vestidos son blancos, beiges y azul marino. Así que un look práctico de llevar para la primavera… ¿Lo llevaremos como ella?

2 comments

  1. Ara m’has fet venir ganes de veure-la! parlant d’entrades de films… mirant el blog he recordat les que vam fer sobre els abrazos rotos, i encara ric! (és que he retornat al món del blog, finalment!)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: