Los Adonis Abercrombie

colaboración de @rogeRosich

“A Roma llegará un día que habrá más estatuas que personas, porque las personas mueren y aquellas perduran. Cada generación que pasa añade esculturas nuevas, sin contar las que desentierran de las excavaciones ¿Qué sucederá el día en que los mármoles dominen a los hombres, cuando las guías pongan “Roma, un millón cuatrocientos mil habitantes, las cuatro quintas partes de piedra”?

Esto decía Llorenç Villalonga en su célebre novela mallorquina Bearn o La sala de las muñecas, y hace tiempo ya que pienso que en un país como Italia, por muy “vaticanizados” que estén los gobiernos y la sociedad alguien se tiene que dar cuenta que el erotismo hedónico en aquel país es algo directamente proporcional al número de esculturas de hombres fornidos desnudos y lienzos de bellas damas sin tapujos. Con esto el país sede de la Iglesia Católica en realidad también es el que vive con una constante presencia escultórica de carácter homoerótico por todas partes. Aquel dichoso cardenal que hizo quitar todas las partes nobles de pinturas y esculturas renacentistas bien sabía lo que se hacía.

La última noticia que he leído que me ha hecho pensar en esto la encontré en la denuncia que hizo un exempleado de la firma estadounidense Abercrombie&Fitch de Milán en el periódico Il Corriere della Sera (también habló de ello YOdona). El chico denunciaba que en tal empresa los empleados que no cumpliesen debidamente con sus tareas tenían que hacer diez flexiones como “castigo”. Un castigo en un sentido productivo: muy americana y muy milanesa la cosa… Y es que si alguna vez tenéis la ocasión de entrar en una tienda de Abercrombie resulta que tropezareis con varios chicos adónicos y os preguntareis si es el día en que los modelos van de compras… pero no será eso, porqué uno de esos modelos os preguntará si os puede ayudar y será entonces cuando entenderéis que A&F sólo ficha para trabajar en sus tiendas a chicos y chicas dignos de pasarela o de publicidad de gimnasio. Estos chicos, en este caso milaneses, son los que al más mínimo error en su trabajo se les requería una dosis de ejercicio físico, para aprender la lección y que, de paso, su cuerpo se mantuviera en forma. El tema tiene casi casi interés antropológico.

En noviembre Abercrombie&Fitch inauguró su tienda en Madrid, la única que tiene como tal a España (Hollister, que es de la misma casa, si tiene sucursales) y lo que sucedió fue lo que se ve en la imagen superior: modelos de torsos desnudos dando la bienvenida a la inauguración a las primeras clientas y clientes de los 1.159 m2 de superficie de tienda, situado en un palacete de la capital del estado. Se ve que por la crisis económica no habrá modelos-dependientes en Barcelona, donde estaba programado abrir una tienda en el paseo de Gracia.
Hace unos años en España la marca Abercrombie&Fitch era una gran desconocida, mientras que en los Estados Unidos ya era un referente de ropa masculina con un estilo entre sport-casual y californiano. ¡Y es que la empresa existe des de 1892! Primero fue propiedad de los señores cuyos apellidos tiene la firma y desde el 1988 forma parte del grupo empresarial Limited Brands, propietario de marcas también hedonistas como Victoria’s Secret. Los 90 y los primeros 2000 fueron años de crecimiento exponencial de A&F tanto en los Estados Unidos cómo en todo el mundo. Abercrombie es ya un look concreto en los Estados Unidos, es un modelo de vida, californiano, de gente bien (pues no todo el mundo se puede permitir sus prendas), cómodo pero elegante, y a la vez hecho solo para cuerpos escultóricos como los de sus campañas de publicidad, que desde hace años son consideradas referentes gayers por su homoerotismo.
(Cualquier descuento puede ser excusa para colar un torso apolíneo)

Todo un estilo de vida en un estilo de marca que conllevó sus problemas por lo que a homoerotismo se refiere (al fin y al cabo en los Estados Unidos hay muchísima gente que está votando a Rick Santorum en la primarias republicanas: un ultracatólico retrógrada, antigay, antiaborto y antitodo) y por su casi eugenésica visión del mundo: y es que sus postulados de chicos rubios, altos, guapos y fuertes tienen algo de nazi (salvando todas la distancias), llegando a algunos casos de discriminación racial que fueron a juicio.
Esta “raza aria” de modelos-dependientes de la firma Abercrombie nos hace pensar en los límites del culto enloquecido al cuerpo, en el hedonismo del músculo sin más, en el erotismo del desnudo por el desnudo y en el enloquecido mundo de la moda y sus maniquís con sangre real corriendo detrás de tanto músculo.

2 comments

  1. reich

    quan vaig anar a New York em van dir: visita obligatòria, has d’anar a la tenda d’Abercrombie!!! vaig fer tard i quan vaig arribar era tancat… Em vaig perdre l’espectacle, però sempre podem anar a veure la exposició al Macba dedicada a Sokurov, on es projecta Veus espirituals. Diaris de guerra. Jo no l’he vist, però sembla ser que (entre altres mooooltes altres coses, és el geni Sokurov!!) també és una desfilada de cossos (i una apologia al militarisme…) haurem de veure-la i comparar!!

  2. nataliagsans

    Se’ns gira feina doncs! I si busquem tot el que es fa per “ensenyar” i lluir cos no ens ho acabem segur! De moment però, si que sembla una bona opció veure l’expo del Macba, tot i que l’opció de tornar a Nova York a buscar la botiga oberta també té el seu què!🙂

    Merci pel comentari!🙂

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: