Cómo llevar una corona

Por Roger Rosich

(Prescripción. Escuchar mientras se lee: http://www.youtube.com/watch?v=moL4MkJ-aLk )

Este 2012 la reina de Inglaterra cumple 60 años en el trono, y en el caso inglés sí puede decirse que luciendo las joyas de la corona. 60 años durante los cuales Isabel II ha fijado un referente para las monarquías del siglo XX y XXI, un referente en el fondo y en las formas, aunque la monarquía tiene mucho de apariencia y la del Reino Unido lo ha llevado siempre a su zenit.

Isabel II es, por lo que a la moda respecta, una reina “canónica”, que viste con corrección, elegancia, sencillez y con denotación de soberanía, ella es la reina y viste lo justo para demostrar que no le hace falta lucir más joyas o mejores vestidos para serlo y representarlo. Habrá quien le parezca un estilo antiguo, pero es “el estilo”, es la reina de Inglaterra y no va a vestirse de un modo que no encaje con su realeza y su personalidad, hay una coherencia perfecta y esto la hace aún más canónica.

Con ella, las reinas de España, Holanda o Bélgica han sabido conseguir también este cariz.

El canon en la moda es algo complejo, y si en las tendencias generales de hoy no se podría aplicar de ninguna de las maneras, si se puede con este estamento superior que es la monarquía. Así podemos ver claros antecedentes en la monarquía inglesa, exponente y referente de monarquía donde las haya.

Los reinados de las dos herederas del célebre Enrique VIII Tudor, María I e Isabel I, marcaron una especie de punto medio en el entrante siglo XVII. María I es el ejemplo de católica puritana, la esposa ideal para Felipe II de España, y su vestuario alla española así lo refleja en sus retratos. Mientras que Isabel I lució un look digno de la época a la que dio nombre, la gran época de Shakespeare, la ampulosidad de corte del primer barroco. Siendo hermanastras el contraste entre sus vestuarios en sus retratos es espectacular. Dos cánones totalmente alejados. ¡Qué decir del vestuario de la reina Isabel: del miriñaque, de los estampados, del escote, de las joyas…!

María I

Isabel I

De Inglaterra daré el salto al otro lado del Canal y me fijaré en los Países Bajos, dónde llevan ciento veintidós años con una monarquía femenina, que pasa de madre a hija, sin sucesores masculinos, empezando con Guillermina I el 1890, después su hija la reina Juliana I, y desde 1980 en la persona de Beatriz I. Un siglo de mujeres coronadas hace de Holanda un referente de país que observar para cómo fijar un canon de moda de una testa coronada.

La reina Juliana

La reina Beatriz

Ya veremos cuál será el canon del futuro para las cabezas coronadas…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: